Saga Aquelarre

Saga Aquelarre

viernes, 8 de marzo de 2013

La Hija del Trauco...Capitulo 5

Le dije a un policía si podía buscar un objeto del altar al salón, creo que ese objeto es la respuesta a nuestros problemas.

Mientras, reuní a todos los implicados en el salón y empece con el bello arte de la deducción.

-Comenzare diciendo que la vida de una persona es la prueba de que tres de ustedes no mató a la novia, me explico mejor, si el chófer hubiese puesto veneno en el ramo, el padrino hubiese pagado las consecuencias, ya que como todos vieron, él también toco el ramo, entonces con el veneno en las manos y fumando, el veneno hubiese entrado en contacto con la boca y ya sabemos lo que pasaría, luego viene el suegro si hubiese envenenado las manos de la novia, el propio novio hubiese muerto al besarle la mano, y la hermana del novio tampoco es la asesina ya que a ella la vieron tocar las argollas, ella tiene las manos desnudas y en ningún momento entro al baño, entonces si ella hubiese sido ahora mismo estaría muera, por su pequeño nerviosismo. Entonces solo me queda el suegro y el propio novio...

- Eso es imposible - exclamo el novio alterado - no tengo motivos para matar a mi propia mujer, mas encima  en nuestro propio matrimonio, ademas no llegue a besar las manos de la novia, solo le toque la mano con la nariz...

-Vaya hasta que lo dijo - respondí con un poco de emoción debo decir - ¿por qué no beso la mano de la novia? se supone que es su propio matrimonio, es como si supiera que no la tenia que besar, así que aquí va mi teoría usted puso veneno en sus guantes, entonces cuando la victima le beso y le toco las manos el veneno se paso a la boca y las manos de la victima, entonces solo tenia que esperar a que ella bebiera algo o pusiera sus manos en su boca - me vi interrumpido por el policía que mande a buscar los guantes del novio - ¿encontró los guantes del novio?

- Si los encontré pero los guantes están quemados - lo mire sorprendido - me dijeron que era parte de la ceremonia

- Entonces que revisen sus manos debe tener veneno....

-Ya se lo dije señor Javier nadie tiene rastro de veneno solo la novia - me dijo el jefe - si no tiene pruebas no lo puede culpar, admita que se ha equivocado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada